Casa Nemesio: Paella y Mar

A Casa Nemesio Tenemosqueir Aperitivo
 TIPO DE COMIDA: Arrocería. Mediterránea
PRECIO: 35-45 €/persona
DIRECCIÓN: Paseo de la Castellana, 260. 28046. Madrid
TELÉFONO: 913 23 84 10
HORARIO: Cierra domingos por la noche. Tiene aparcacoches


¡Extra! ¡Extra! Por si no te habías enterado con la ola de calor que nos ha azotado, las piernas en la playa que empiezan a asomar entre las fotos recibidas o por el tío elegante y con éxito que nos anuncia cierta cerveza… ¡El verano ya está aquí!

Y para nosotros, una parte importante del verano es la paella en la playa. Dado que en Madrid tenemos difícil lo de la playa, centrémonos en la paella. Y no se nos ocurre mejor sitio para tomarla que Casa Nemesio. Ellos mismos se ponen el apellido de paella y mar, y no podemos estar más de acuerdo.

A Casa Nemesio Tenemosqueir Carta

Situado en el final de la Castellana, ya casi escapando de Madrid, encontramos a Casa Nemesio. El local es bastante amplio y sobrio, con un ambiente clásico. Y una decoración con toques marineros.

A Casa Nemesio Tenemosqueir Comedor

Tiene una terraza cubierta en la entrada, para que puedas disfrutarla todo el año.

A Casa Nemesio Tenemosqueir Terraza

Tras bajar unos escalones, encontramos la barra, donde podrás tapear, y el salón principal.

A Casa Nemesio Tenemosqueir Barra

Nosotros estuvimos en un pequeño reservado donde sólo hay sitio para una mesa con una imagen que potenciará el toque veraniego y salado.

A Casa Nemesio Tenemosqueir Mesa

Una vez hechas las presentaciones, empezamos a comer. Que venimos a por la paella lo saben hasta en la China Popular, pero vamos a picotear algo antes para ir entrando en faena. Centrémonos en el mar, que es lo suyo.

Empezamos con unos berberechos al vapor. Producto, producto y producto. Cuando pides un plato tan desnudo, lo que destaca es la calidad del producto. Y aquí empezamos a descubrir que es altísima: ni rastro de tierra, buen tamaño y, por supuesto, gran sabor.

A Casa Nemesio Tenemosqueir Berberechos

También nos animamos con unos salmonetes fritos. Y reconocemos que los redescubrimos porque tenían un sabor tan fresco y bueno que nos costó recordar la última vez que nos supieron así. Y, por supuesto, bien fritos. Crujientes por fuera y jugosos por dentro.

A Casa Nemesio Tenemosqueir Salmonetes

Lo que también venía crujiente por fuera y jugoso por dentro eran las verduritas con gambas rojas y cigalitas en tempura. Un apetitoso cuenco lleno de pimiento rojo y verde, calabacín y cebolla con nuestros amigos, los crustáceos decápodos, infiltrados entre tanta huerta. El resultado de este festival de la tempura ya lo podéis imaginar, sencillo pero buenísimo.

A Casa Nemesio Tenemosqueir Tempura

Ya está bien de tanto preámbulo. Ese hora de ponerse a pallear, que es lo que nos ha traído hasta aquí. Entre todas las opciones disponibles: negro, verduras, meloso, caldoso, fideuá… Nos decantamos por arroz a banda. Un clásico y, aunque no podemos hablar por los otros, una excelente elección.

A Casa Nemesio Tenemosqueir Arroz A Banda

En la carta nos cuentan que está elaborado con delicado y sabroso caldo de pescado de roca. Y lo demuestra con un fuerte sabor a mar, a pesar de no encontrar apenas presas. Alguna gamba, calamar (o similares) y poco más. Y el punto, ay el punto, el talón de Aquiles de todos los arroces que pululan por el planeta… pues perfecto. Magnífica combinación entre suelto y meloso. Ni mucho ni poco. Ni seco ni húmedo. Pues eso, lo que parece tan sencillo pero es tan complicado… En su punto. Ni más, ni menos. ¡Ah! Y no olvides disfrutarla con el delicioso alioli que la acompaña ¡Tendrán que rellenártelo! Eso sí, olvídate de los besos por unas horas.

¡Hora del postre! Nos suele gustar tomar las especialidades de la casa. En este caso, la recomendación era el arroz con leche. Además, ¿no habíamos venido a tomar arroz? ¡Pues sea arroz! Y, sorpresa otra vez, acertamos. Se notaba que era casero. La textura estaba como la paella, en su punto justo. Perfecta mezcla de cremosidad. pero quizá notamos que le faltaba algo para alcanzar la perfección. Eso sí, no dejamos ni un grano en el plato. Muy rico.

A Casa Nemesio Tenemosqueir Arroz Con Leche

Todo esto dio de sí nuestra experiencia arrocera. Cuando salimos sigue haciendo calor y seguimos sin tener playa… Pero la paella ya no nos la quita nadie. Eso sí, ten en cuenta que tampoco resulta especialmente económica si no te ciñes a ella. Pero mientras no podamos teletransportarnos a la playa, es nuestra mejor opción madrileña para estar un poquito más cerca. Así que, ya sabes, si quieres un oasis de arroz en medio de Madrid…

A Casa Nemesio Tenemosqueir.

¿QUIERES SUSCRIBIRTE A NUESTRA NEWSLETTER?

Leave a Reply